Esto de las Soft Skills no es solo una idea alucinada nuestra

Lo recuerdo como si fuera ayer… Corría el 16 de agosto del año 2019, cuando el mundo todavía no sospechaba lo que se nos venía, que me anime a publicar (En LinkedIn, porque todavía www.theskillsdude.com era un sueño brumoso) mi primer artículo sobre habilidades blandas. “Dejemos de llamarlas habilidades blandas”, llevaba por título y de algún modo sentaba las bases de mi credo personal sobre el tema:

“Puede ser que tengas un coeficiente intelectual de 500, pero si careces de la capacidad de relacionarte con los demás, ello te va a servir de muy poco”.

Desde entonces a la fecha, casi dos años después, hemos dicho y escrito mucho al respecto: Más de 300 páginas de blog, 500 minutos de podcast, 25 horas de cursos, una cantidad impresionante de videos en YouTube, Instagram y Tiktok, dándote a conocer las razones por la cuales creo que la verdadera clave de tu éxito personal y profesional está en que tengas la posibilidad de “ganar” para tu causa, las voluntades y esfuerzos de las personas que te rodean: Familiares, colegas, amigos, clientes, competidores y aliados. Convertir a todos ellos en personas dispuestas a darte la mano que necesitas para salir adelante en cualquier circunstancia.

Ya en los años 30 del siglo XX, John Rockefeller (Citado por Dale Carnegie) decía que estaba dispuesto a pagar por la capacidad de tratar con personas y convencerlas, un precio mayor al de cualquier otra cosa bajo el sol.

No obstante ello, en muchas oportunidades sentía yo que esta (la de “poner en valor” las soft skills) era una cruzada solitaria: Las personas parecen estar mucho más preocupadas por mejorar sus habilidades técnicas (o duras), en pagar por ellas altos precios para obtener formación en herramientas de gestión en prestigiosas casas de estudios y en certificados sofisticados. Indudablemente que ellas son cosas supremamente importantes, pero creo que están claramente sobredimensionadas en cuanto a su real valor.

Al fin y al cabo, en una Maestría promedio, de duración de entre dos y tres años, resulta altamente probable que todo aquello que aprendiste en los primeros meses, haya cambiado y que una vez transcurridos cuatro o cinco años de la culminación de tus estudios, nada de lo aprendido siga teniendo vigencia real, debido a la velocidad del cambio que estamos atravesando. ¿Y tu inversión tan elevada en tiempo y dinero? Al agua.

Felizmente, cada cierto tiempo, llegan a mi bandeja de correos noticias que me ayudan a mantenerme a bordo de esta nave no obstante las tormentas. Y ese es el motivo por el cual mi carta de hoy empieza del modo en que lo hace.

Simon Sinek sobre Liderazgo y Soft Skills

En efecto, hace muy poco tiempo, el 11 de julio de 2021, para ser más precisos, Simón Sinek (Autor del libro “Start with Why” o “Empieza con el Porqué”) en la revista “Apertura” publica una nota sobre la participación de dicho autor – quien se hizo muy famoso gracias a una charla en TED sobre el tema central de su libro- en un reciente Oracle Fest y los temas allí tratados.

Creo que es importante compartir aquí algunos extractos de lo dicho por Sinek, a propósito de los temas relacionados con habilidades de liderazgo y lo que según su criterio, se nos viene en el futuro. (1)

“Sinek sentenció que quien no entiende a las personas, entonces no entiende el negocio. Los negocios son una empresa humana. Y no importa cuánta tecnología tengas, siempre va a haber personas que la programen y la mantengan o interactúen con ella. No puedes resolver problemas difíciles por email: simplemente no funciona. Hay limitaciones en la tecnología y esas limitaciones vienen en forma de liderazgo, cultura, confianza, innovación… Y si te importan esas cosas entonces tenés que encontrar la manera en que los seres humanos interactúen y enseñarles a las personas las skills para que interactúen bien.”

Y continuó: “Odio los términos habilidades blandas y habilidades duras. Esto ya te lo había dicho yo. Porque son opuestas, pero en realidad necesitamos que la gente sea buena en ambas. Las habilidades duras son las que necesitamos para hacer nuestro trabajo, y las habilidades humanas son las que necesitamos para ser buenos seres humanos. Tenemos que aprender ambas.”

“Pero, ¿cuál sería la principal disfunción en el liderazgo de hoy? Sinek opinó: “Creo que mucha gente no entiende lo que es el liderazgo. El liderazgo no tiene nada que ver con tu posición. Conozco mucha gente en puestos senior que no son líderes. Hacemos lo que nos dicen por qué tienen autoridad sobre nosotros, pero no confiamos en ellos y no los seguiríamos. El liderazgo es una responsabilidad. Es sobre comportamiento, es la responsabilidad de ver a los que nos rodean elevarse. Es como ser un padre. Darles a las personas sets de habilidades, darles el espacio para probar una y otra vez, y a veces disciplinar cuando es necesario, pero con amor, porque estás ayudándolos a crecer y ser la mejor versión de sí mismos.”

El MIT sobre la importancia de la Soft Skills

Y fue al leer esto que recordé una publicación hecha nada menos que por Sloan, la escuela de Gerencia del MIT (el célebre Instituto Tecnológico de Massachusetts), aparecida el 25 de septiembre de 2019, pocas semanas después de mi primera publicación en LinkedIn (2), en la que Jim Foster, CEO de “Charles River Laboratories” una filial de la gigante Bausch & Lomb comparte los tres elementos fundamentales de lo que él considera las bases de su liderazgo como CEO Corporativo.

Los tres principios de Foster son: Dejar del lado el lobby interno y trabajar duro y bien; No esconder las “metidas de pata”; y (por último y no menos importante) Tener muy en cuenta las soft skills en la gestión.

De modo específico sobre esto último, la nota en mención señala lo siguiente:

“Charles River Laboratories tiene alrededor de 100 localizaciones, y Foster visita aproximadamente un tercio de ellos cada año. Si bien solía ser más una reunión de todos, un recorrido por el sitio y una revisión comercial, Foster dice que ahora agrega reuniones personales con empleados, donde cierra la puerta y los invita a hablar libre y anónimamente sobre su trabajo.

“¿Qué está pasando realmente? ¿Cómo se siente? ¿Cómo está la cultura? ¿Tiene suficiente personal? ¿Qué opinas de tu empresa? ¿Entiendes lo que hacemos? ¿Entiendes tu papel en lo que hacemos?” Foster preguntó a modo de ejemplos. “Y eso ha sido realmente transformador.”

Foster dijo que en un rol de liderazgo como el suyo, las habilidades sociales son más importantes que aprender contabilidad o finanzas o, por ejemplo, cómo ejecutar análisis de flujo de efectivo.

“Lo único que es realmente importante en sus trabajos”, dijo Foster, es la calidad de la gente que tienes, cómo trabajan juntos, si los desafía y estimula, si se quedan y cómo estructuran las cosas.

De lo dicho en estas dos notas, podemos concluir algunos temas importantes que te aconsejo tener siempre presente:

  1. Las soft skills son herramientas fundamentales para el éxito, tanto tuyo como de la compañía en la que trabajas. Esto es una verdad reconocida tanto por gurús del Management, una de las más prestigiosas escuelas de Negocios del mundo y CEOs de compañías globales.
  2. Es urgente que enfoquemos nuestra atención como líderes: Sin dejar de darle importancia a las capacidades o habilidades técnicas o duras, tenemos que crear espacios para que las organizaciones y las personas desarrollen y pongan en práctica soft skills.
  3. La capacidad de interactuar bien entre integrantes de los equipos (gracias a las habilidades sociales o de relacionamiento) es una de las llaves más importantes para que las organizaciones puedan enfrentar los múltiples desafíos que el cambio acelerado nos impone.
  4. Incentivar a los colaboradores a referirse de manera asertiva y clara a las dificultades o ventajas que enfrenta en su día a día, ha probado ser una fuente inagotable de ideas, oportunidades de mejora y creación de un clima favorable para el desarrollo y el compromiso. Tenemos que trabajar mucho en construir esos entornos y en desarrollar en nuestros equipos esas capacidades de comunicación efectiva con el liderazgo.

¿Quieres saber más sobre cómo las soft skills te ayudan a desarrollar a tus equipos? No te pierdas mi curso “Soft Skills para liderar a distancia”, que puedes encontrar aquí. No olvides registrarte en nuestra creciente comunidad para tener acceso a todo el contenido que subimos cada semana a nuestra página web.

Artículos relacionados

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *