Tres tendencias del 2022 desde la perspectiva del talento humano

Para nadie es un misterio que el 2022 no augura precisamente tiempos sencillos para nadie. Muy probablemente la crisis sanitaria habrá de seguirnos trayendo complicaciones o nos seguiremos complicando con las secuelas que ya llegaron a nuestra vida. Junto con ello, otros factores que estamos viendo germinar desde hace algunos meses seguirán desarrollando hasta convertirse en desafíos importantes: Inflación, carestía de productos por restricciones en los flujos de comercio exterior, empresas requiriendo de programas de recuperación para no quebrar, entre otros varios factores de no menor importancia. Todo esto irá reconfigurando los modelos de negocio que estábamos acostumbrados a ver y lo harán de manera radical, hasta configurar perspectivas completamente diferentes.

En este contexto, las empresas deben prestar una renovada atención al diseño, contenido y forma de ejecutar sus programas de formación y desarrollo: Necesitan ser capaces de “reinventar” a su fuerza laboral de una manera muy efectiva y dentro de plazos apremiantes, a riesgo de no poder seguir el ritmo de cambio a los negocios. Podemos ver esto también desde la perspectiva de las oportunidades: En la medida en que los negocios evolucionan y se modernizan, los profesionales vemos que se abren ante nosotros nuevas oportunidades de desarrollar más aún nuestro potencial.

Si lo vemos desde el lado positivo, los últimos 24 meses han sido cruciales para ayudarnos a descubrir potencialidades que ignorábamos en nosotros mismos: De un día para otro prácticamente tuvimos que mudar radicalmente el modo como estábamos acostumbrados a trabajar, a estudiar, a convivir y a divertirnos. Y los nuevos escenarios que encontramos, a su vez se veían modificados por una dinámica muy intensa. Todo este “pandemónium” nos permitió crear y poner en marcha nuevas estrategias y modos de operar. Nos acostumbramos también a perderle el miedo a lo incierto e impredecible y florecimos en nuestras capacidades de adaptación.

Sabiendo lo que sabemos de los últimos años, ¿Qué debemos esperar ver en 2022 en lo que respecta a las tendencias de aprendizaje y desarrollo? Según lo que afirma Stral Xcxl, empresa europea especializada en formación experiencial para el liderazgo, son varias las tendencias que deberemos tener en cuenta para el año que comienza.

Primera tendencia: Ruptura de cánones y reinvención: El trabajo flexible

Una vez superados los dolores iniciales derivados de tener que migrar rápidamente al trabajo y estudio remoto, las personas y las organizaciones empezamos a darnos cuenta de que la nueva situación traía consigo beneficios que no habíamos sospechado: Comodidad, flexibilidad, ahorros de tiempo y dinero, entre muchos otros. Tanto así que hoy, en el momento en que muchas organizaciones y empresas están ofreciendo a sus colaboradores volver al modo presencial de actividad, encuentran renuencia de parte de aquellos que mejor se adaptaron al nuevo entorno, tanto que el número de trabajadores remotos parece estarse incrementando a nivel global.

En este contexto, muchas empresas saben que algunos de sus empleados son más felices en casa, más productivos, más capaces de administrar su tiempo y responsabilidades y, en general, más útiles para la organización. Por otro lado, algunos empleados simplemente no ven las horas de al fin regresar a las oficinas, debido a que echan de menos la interacción humana en el lugar de trabajo.

Frente a ello, la respuesta es clara. Estilos de trabajo flexibles e híbridos. El trabajo flexible les da a los empleados más autonomía sobre sus tiempos de inicio y finalización, trabajando desde casa cuando lo deseen, comprimiendo horas (haciendo 5 días de trabajo en 4 días) o compartiendo un rol. El trabajo híbrido, por otro lado, significa que una empresa se configura a través de sus instalaciones y sistemas digitales para administrar cómodamente una combinación de trabajadores de oficina en persona y trabajadores remotos, y esas personas pueden ir y venir cuando lo deseen.

En resumen, la transición al trabajo remoto u online ya no está relacionada con la situación de la pandemia y está más relacionada con las aspiraciones individuales y los estilos de trabajo preferidos. Las personas quieren desarrollar sus habilidades, trabajar con mayor flexibilidad y avanzar en sus carreras al mismo tiempo. Los profesionales de formación y desarrollo y las tecnologías que pueden fusionar esos tres deseos se destacarán en 2022.

Segunda tendencia: Inversión en habilidades blandas transferibles y potencial humano

Si preguntamos a las empresas líderes de muchos de los más importantes sectores de la economía cuál es el perfil del trabajador que esperan incorporar a su plantilla nos darán una respuesta inquietante: Se espera ser un nativo digital con habilidades tecnológicas, al igual que creatividad, compasión y resiliencia.

Ello se debe a que la tecnología está haciendo lo que mejor sabe hacer: automatiza, calcula, replica, fórmula y optimiza mucho mejor que la persona promedio. Sin embargo, por el momento, las computadoras no pueden pensar como personas y es por eso que las habilidades blandas transferibles son tan importantes.

Lo que te hace humano es lo que te hace poderoso. Y dicho poder surge de las capacidades humanas para liderar e inspirar a otros; para influir en las personas que nos rodean; para analizar desde una perspectiva holística, más amplia que la de una máquina, los problemas y situaciones que surgen y así encontrar soluciones que tengan en cuenta la real complejidad de las cosas; para aportar experiencia y conocimiento a nuestras actividades profesionales.

Desde esta perspectiva, resulta claro que los puestos profesionales en las organizaciones continuarán adaptándose y rediseñándose, siendo el principal impulsor de ello que las habilidades fundamentales del talento continúen mejorando. Las personas se adaptan sorprendentemente rápido, ¡a menudo tan rápido o incluso más rápido que la tecnología! Teniendo esto en cuenta, las empresas se ven impulsadas a vender servicios, en lugar de productos, a medida que la inteligencia impulsada por humanos sigue siendo un valor fundamental. Por lo tanto, es importante que las empresas inviertan en cultivar las habilidades mencionadas al rediseñar las posiciones para dar más crédito al poder del ser humano.

Tercera Tendencia: Liderazgo diseminado

Dicho de un modo más sencillo, vivimos en la época en la que cada individuo es un líder: por lo tanto, el acceso a la capacitación y desarrollo debe ser para todos. Hemos estado acostumbrados a trabajar la formación y desarrollo basados en una suerte de “Exclusividad formativa”. Es decir, eran solo los más talentosos o los de mayor potencial quienes alcanzaban mayor notoriedad en la organización y, por lo tanto, solían ser beneficiados con una mayor inversión de recursos en su formación.

Las empresas deberán poner fin a este desequilibrio y asegurarse de que la educación y la formación sean inclusivas. Una situación óptima hace que cada miembro de la empresa reciba algún desarrollo que se adapte a su carrera y puesto. Esto les ayudará a mejorar sus habilidades de manera relevante, no solo por razones personales, sino principalmente para elevar a toda la organización a lo largo del camino. Cada miembro de una organización tiene el potencial de generar un cambio positivo; es importante que no lo perdamos de vista levantando muros de exclusividad.

Es fundamental tener en cuenta que hoy, cada individuo es un líder. Hay otra cara de esa moneda. Si bien inicialmente se refiere al potencial, también significa que nuestras organizaciones ya están llena de líderes. El coaching interno, como parte de la estrategia de gestión humana, permite conectar a personas con diferentes habilidades, experiencias y conocimientos en un formato de mentor-aprendiz y así crear nuevos roles que brinden oportunidades de liderazgo a los colaboradores sin tener que desvincular a las personas. Todos pueden ser líderes.

¿Te interesa conocer más sobre como enfrentar con éxito estas tendencias y otras que caracterizarán el 2022? No dudes en contactarme y haremos un diagnóstico y levantamiento de necesidades específicas de tu organización, para así confeccionar un plan a la medida de tus necesidades. Solo tienes que clicar en este enlahttps://theskillsdude.com/hablemos/ce y solicitarme una reunión.

Artículos relacionados

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.